“—Cuando yo uso una palabra —dijo (Humpty Dumpty) en un tono bastante desdeñoso— significa lo que yo decido que signifique, ni más ni menos.
—La cuestión es —dijo Alicia— si usted puede hacer que las palabras signifiquen cosas tan diferentes
—La cuestión es —dijo Humpty Dumpty— saber quién es el amo, eso es todo”

Lewis Carrol, Alicia a través del espejo

jueves, 18 de agosto de 2011

Ensayos sobre La visita de la vieja dama de Friedrich Dürrenmatt

Los amantes (Magritte)
La deshumanización 
por Pilar Pomilio

El mundo occidental en el que vivimos nos lleva a través de un largo camino de poder, acompañado de problemáticas sociales y culturales manifestadas por el capital. Hay quienes creen que el dinero puede conceder el lujo y la felicidad propiamente dicha, y es entonces cuando el problema comienza.
La visita de la vieja dama,  obra del autor Friedrich Dürrenmatt, denuncia a través del grotesco este flagelo con un ejemplo del poder del dinero y el cambio que puede llegar a producir en el mismo ser humano. A continuación se analizará la obra teniendo en cuenta como objetivo principal mostrar la deshumanización  tanto en los personajes como en la escenografía.
El grotesco nace en el arte del siglo XV como un género que se caracteriza por el desequilibrio y la mezcla entre dos mundos o conceptos distintos. Por ejemplo: dos conceptos distintos como la comedia y la tragedia, el objeto vivo y el objeto muerto, lo animal y lo vegetal.
La obra cuenta como protagonista a Claire Zachanassian, una anciana mujer de 62 años que vivió una larga y penosa vida de pequeña y ahora, de grande, después de sus tragedias ha sido intervenida por el bisturí luego de varios accidentes. Como mencioné anteriormente, éste es un claro ejemplo de la mezcla, característica de lo grotesco, entre el hombre y el objeto sin vida:

 “ILL: Eso y nada más que eso, ¡te amo! (le besa la mano derecha) La misma mano blanca y fría
CLAIRE: Error, También es una prótesis de Marfil
ILL: (soltando la mano, aterrado): Klara ¿todo en ti es prótesis o qué?”

Con este ejemplo también podemos identificar una cuota de ironía ya que muestra a Claire Zachanassian como un objeto similar a un robot, sin sentimientos. Este pequeño segmento del libro demuestra la contradicción de ser a la vez un ser vivo y un objeto.
Esta confusión entre conceptos y el paralelismo se da también fuera de la historia en la escenografía:

“CIUDADANO PRIMERO: Somos abetos, pinos, hayas
CIUDADANO SEGUNDO: Somos abetos verde oscuro
CIUDADANO TERCERO: Musgo y liquen, densa hierba
CIUDADANO CUARTO: Monte bajo, guarida de zorros”

Estos personajes en la escena del bosque se transforman de humanos a plantas y árboles del follaje y se trasforman en fondo y en parte de la escenografía, en vez de ser figuras o personajes. Otra contradicción grotesca se observa también en el paralelismo entre la caza de Ill y la de la pantera negra de la Sra. Zachanassian. A Ill, en unos instantes se lo llamó “pantera negra” como Claire lo hacia cuando estaban enamorados. Luego de la fuga de su verdadera pantera negra se la fue a cazar así como luego harán con Ill.
Todas estas contradicciones que encontramos en la obra y que se manifiestan en la mezcla entre el humor y la tragedia son elementos típicos del género grotesco.
Otro concepto que analizaremos es el de la oposición identidad- masificación. Como lo dice la palabra, a los personajes se los presenta no por su nombre sino por su profesión, es decir, por su rol social más que particular (como por ejemplo “Alcalde”, o “Ciudadano”) pero a la vez a estos personajes los envuelve una máscara que dice otra cosa de la que los personajes hacen.
Pongamos el ejemplo del alcalde: Este personaje en un principio escucha la propuesta de Claire Zachanassian y repite:

“EL ALCALDE: Señora Zachanassian: aún estamos en Europa, aún no somos paganos. En nombre de la ciudad de Güllen rechazo su oferta. En nombre de la humanidad. Preferimos seguir siendo pobres a mancharnos de sangre (enorme ovación)”

Creemos que mantiene sus principios y su ética intacta, sin embargo, a medida que se desarrolla la obra, todos los ciudadanos incluido el alcalde, comenzarán a consumir a cuenta de la muerte de Alfred Ill y, entonces, mantendrán sus principios en lo que dicen pero contradirán esos dichos con acciones de consumo. Se verá, entonces, cómo conviven en el personaje la máscara (Alcalde) y el rostro (hipócrita, traidor, ambicioso), otra característica típica del grotesco. El único personaje que no necesitará de la máscara es Claire porque ella tiene el poder, el poder del dinero.
En conclusión, como dijimos en un principio en el mundo del siglo XX, la situación no es la misma que en el mundo clásico, ya que ya no se cree que el mundo pueda ser armónico sino todo lo contrario y la comedia trágica lo muestra muy claramente. El dinero desordena el ideal perfecto de una sociedad perfecta y puede llevar a una tragedia cruel, una deshumanización de la sociedad sólo con el afán de consumir desaforadamente.
En mi opinión, el dinero no compra la felicidad sino que nos separa como civilización y nos hace cometer actos que no logran alcanzar la felicidad, ni la propia, ni la de la sociedad.


Hijo de hombre (Magritte)
La máscara social en La visita de la vieja dama de Friedrich Dürrenmatt.
por Manuel Pardi

El grotesco es un género literario en el que se establece la imposibilidad de establecer los límites entre un orden y otro, por ejemplo: lo real y lo fantástico. En este está la presencia simultánea de lo cómico y lo trágico. Todo esto implica la imposibilidad de un  mundo armónico.
En este trabajo se analizará la máscara social en La visita de la vieja dama de Friedrich Dürrenmatt, en donde se presenta un conflicto entre la máscara y el rostro de los habitantes de Güllen.
Los habitantes de Güllen se manifiestan a través de la mezcla entre la máscara y el rostro. Mezclan la realidad con su ficción. Por ejemplo, ellos aparentan una ética y moral según la cual simulan hacer lo correcto y apoyar a Ill, pero la realidad es que son un pueblo hipócrita, que aprovecha de la situación de Ill para mejorar su bienestar y darse gustos:

“ILL: ¡también vosotras! Zapatos nuevos, amarillos, zapatos nuevos, amarillos.
CIUDADANO PRIMERO: no veo por qué te sorprende.
CIUDADANO SEGUNDO: no podemos utilizar eternamente los zapatos viejos.
ILL: zapatos nuevos. ¿Cómo habéis podido comprarlos?
LAS MUJERES: haciendo que lo apuntaran a nuestras cuentas señor Ill.”

Además, se contradicen los hechos y acciones de los habitantes de Güllen con las cosas que dicen, ya que con sus palabras apoyan a Ill y dicen que lo van a proteger pero con sus acciones demuestran totalmente lo contrario:


El maestro: ¿A dónde vamos con ese maletín? […]
Ill: a Australia. […]
(Los habitantes se acercan y lo rodean)
El alcalde: emigrar a Australia. Algo francamente ridículo.
El médico: y muy peligrosos para usted. […]
El policía: aquí estará más seguro. […]
Ill: ¡apartaos! […]
El maestro: pero si le estamos dejando paso. […]
(Nadie se mueve. Algunos tienen las manos en los bolillos).”

Por otro lado, la máscara social está en el modo en que los ciudadanos engañan a los periodistas que están seguros de que Claire está en el pueblo por su “generosidad” y “amor” por Ill. Pero la cruda verdad es que Claire no les da el dinero por amor, sino como recompensa por la cabeza de Ill para vengarse. De esta manera, se implementa la máscara social en el pueblo.
Finalmente, La máscara social aparece en distintas situaciones para tener el apoyo y aceptación de los personajes. Un buen ejemplo es cuando Ill halaga a Claire sabiendo que lo que dice es mentira:

Claire Zachanassian: ¡Qué dices! También yo estoy vieja y gorda. Y además perdí la pierna izquierda en un accidente de coche, ya solo viajo en tren expreso. Pero la prótesis es fabulosa. ¿No te parece? [… ] Puedo moverla muy bien.
Ill: Jamás me hubiera dado cuenta, gatita salvaje.”

En conclusión, la máscara social en La visita de la vieja dama es utilizada para ocultar los verdaderos pensamientos y la realidad de lo que quieren hacer los habitantes. También para realizar el homicidio de una forma “ética y moral” dentro de lo posible. De esta forma, Ill es asesinado por el pueblo debido a una acción conjunta que le provoca un “paro cardiaco”, pero el pueblo no se muestra como culpable sino que mantienen su máscara social hasta el final.
La máscara social tiene un importante papel dentro de la comedia trágica ya que oculta el salvajismo, la hipocresía, la injusticia y la ambición del pueblo mostrándolo como algo que no es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario